Instinto

[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»3.22″][et_pb_row _builder_version=»3.25″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_text _builder_version=»3.0.74″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»]

    Escucha a tu instinto

En el marketing como en el amor

No, no estas alucinando, uno de los dones más valiosos del ser humano es el instinto, ese mecanismo misterioso que te hace temblar la piel cuando intenta decir algo, no estas alucinando, es el resultado del proceso que tu subconsciente ha hecho con datos que percibe sin que te des cuenta.

 

En el marketing y en el amor, insistir es muy bueno, dicen que debemos ser
perseverantes, pero insistir retando al instinto, NO terminará bien.

Te gusta, de eso no hay duda, supo cómo llamar tu atención y justo en este momento estas preparada, por no decir necesitada, para empezar una relación y darte una nueva oportunidad, a estas alturas del partido ya no te crees todo tan rápido, la experiencia te obliga a ser más cautelosa, o cuando menos sabes que tendrás que serlo.

Es cortes, galante, amable, te va envolviendo y está a punto de convencerte, pero algo no te late, hay algo que no te vibra, todavía no sabes qué es pero ese presentimiento está ahí, limitándote, preocupándote.

Decides pasarlo de largo, tampoco es bueno hacerse ideas, vamos, él no tiene que cargar con los fantasmas de tu pasado, empiezas a auto-terapiarte con las teorías del mindfulness, la ley de la atracción, el secreto, las vibras y todo lo que fundamente y te permita darte una oportunidad.

Continúas con la misión y cada vez estas más enamorada, ¿Será que Dios regresó de sus vacaciones y está por fin atendiendo tus plegarias? ¿Será que la película de tu vida amorosa está entrando en el clímax y este sí es el protagonista?, La emoción ciega al instinto.

A pesar de tus intentos por ponerle ̈mute ̈, algo te sigue diciendo que este cuadrito no está tan cuadrado, de vez en cuando se pierde pero es normal, tiene una vida, tranquila, no lo presiones. Los fines de semana no contesta su celular, tranquila es normal, seguro está cansado, te cancela el plan repentinamente pero los improvistos suceden, tranquila las películas de amor deben tener esa sal y pimienta que les dé sabor.

Tranquila nada, tranquila qué, las lecciones que no se aprenden se repiten, ya hemos hablado hasta el cansancio sobre la comunicación, yo todavía no me canso, si quieres repetimos todo el capítulo sobre la importancia de decir y hacer, las dos, ni una más que otra.

Ahí es cuando el instinto nos indica la salida, con un letrerote grande y luminoso, en el idioma que quieras y hasta con efectos de sonido: salida, ándale, corre, por ahí no es, ese camino ya lo tomamos y ya sabemos dónde termina, S A L I D A.

Espero que hayas escuchado y en este momento estés disfrutando de una margarita en alguna exótica playa, orgullosa de ti misma y con un sentimiento triunfal de autoprotección y autoestima, si no, me imagino como la historia termina, con un corazón roto y otra herida por curar, meses después de la conquista, por quererte ahorrar la investigación de mercados y el  ̈testeo ̈, te encontraste con el verdadero producto, lleno de mentiras y chantajes
emocionales, las llamadas siguen sin ser contestadas cuando él no quiere o ̈no puede ̈, se sigue descomponiendo misteriosamente el celular que luego funciona cual milagro divino, ya
perdió el interés y sólo te queda la esperanza de que vuelva ser tierno como al principio.

¿Qué te diría el instinto ahora?… ¿escucha sus quejas? ¿te resuena el #telodije?.

Ahora el sentimiento no sólo es de preocupación, ahora el remordimiento también está presente y nos sentimos incluso avergonzados con nosotros mismos. El instinto, si tan sólo lo valoráramos más, si reconociéramos su importancia, seguramente habría cátedras completas para maximizar su potencial, el instinto sería tan importante o más que las matemáticas mismas.

Estás apunto de emprender un negocio y tienes un trato que cerrar, ya tienes experiencia cerrando tratos, vamos, lo haces todos los días, sabes qué es lo que en esta etapa necesitas, sabes lo que tu negocio necesita, ¿cómo no vas a saberlo?, es tu emprendimiento, ¿quién lo conoce mejor que tú?.

La emoción aquí también empieza a llenar el escenario, ¿será que Dios regresó de sus vacaciones y ahora sí escucha tus plegarias? ¿será que por fin las cosas comienzan a tomar forma y esta vez sí sucederán?.

Todo pinta bien, pero hay algo que no te late ese proveedor es muy amable, insistente, empático, pero hay algo que no termina de vibrarte.

¿Qué más da? tranquilo, seguro son tus ideas, no contesta tus llamadas pero tranquilo seguro tiene miles de clientes más aclamando su atención.

Sientes que muere por venderte pero cuando tienes preguntas concretas desaparece, tranquilo, seguramente tiene una vida y justo en este momento está lleno de cosas por atender.

¿Le seguimos? ¿Se descompuso su coche?, ¿Llegó tarde a la cita? ¿El correo nunca le llegó? ¿cómo más lo justificas? Ya para este punto el instinto te ha indicado la salida, igual, con letras grandes y brillantes: SALIDA, EXIT, SORTIE, AUSGANG, USCITA.

Espero que hayas tomado una buena decisión y estes ahora disfrutando una margarita en una playa exótica orgulloso de que tu dinero está intacto y seguro en tu cuenta bancaria, con ese placer del sentimiento de autoprotección y sabiendo que tu precioso emprendimiento está seguro contigo, conocedor gurí de las buenas decisiones comerciales, si no, me imagino como la historia termina, han pasado ya 6 meses, sigues sin recibir tu producto, sigues sin poder comunicarte y su coche se ha descompuesto 2 veces cada semana en los últimos meses.

Ya no tienes liquidez, no puedes avanzar ni seguir pagando tus gastos, estas a punto del colapso y solo esperas que vuelva a ser empático como al principio.

¿Ahora entiendes la importancia del instinto? No quiero decir que dejes que el miedo te paralice, lo que sí quiero recomendarte es que investigues más, que escuches más, que pongas mucha atención y que cuando algo no te vibre, prendas la cautela y con sentido crítico e imparcial, con fundamento y datos concretos tranquilices a tu instinto demostrándole que no tiene nada que temer.

En el amor sería muy fácil, aunque yo sé lo que eso cuesta, la solución es el tiempo, darte tiempo de conocerlo más antes de enamorarte y decirle claramente lo que te preocupa, no tengas miedo de parecer una psicópata celosa, civilizadamente pon tus cartas sobre la mesa y expresa lo que sientes y lo que piensas, NO te enamores sin antes dejar tranquilo a tu instinto.

En los negocios es más fácil aun, contén la emoción y cabecita fría, pide recomendaciones, si no te contesta entonces investiga y pregunta con otros clientes, 2, 3, 6, los que sean necesarios, no tengas miedo de parecer un psicópata chismoso, civilizadamente pon tus cartas sobre la mesa y expresa lo que piensas y sientes, no cierres ningún trato sin estar seguro de dejar tranquilo a tu instinto.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=»1″ specialty=»on» _builder_version=»3.26.3″][et_pb_column type=»3_4″ specialty_columns=»3″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_row_inner _builder_version=»3.26.3″][et_pb_column_inner saved_specialty_column_type=»3_4″ _builder_version=»3.26.3″][et_pb_comments show_avatar=»off» show_count=»off» _builder_version=»3.26.3″][/et_pb_comments][/et_pb_column_inner][/et_pb_row_inner][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_text _builder_version=»3.26.3″]

Te agradezo mucho compartir este artículo en tus redes sociales.

[/et_pb_text][et_pb_social_media_follow _builder_version=»3.26.3″][et_pb_social_media_follow_network social_network=»facebook» url=»https://www.facebook.com/sharer/sharer.php?u=https%3A//sinmarketingnohayamor.com/instinto/» _builder_version=»3.26.3″ background_color=»#3b5998″ follow_button=»off» url_new_window=»on»]facebook[/et_pb_social_media_follow_network][et_pb_social_media_follow_network social_network=»twitter» url=»https://twitter.com/intent/tweet?text=https%3A//sinmarketingnohayamor.com/instinto/» _builder_version=»3.26.3″ background_color=»#00aced» follow_button=»off» url_new_window=»on»]twitter[/et_pb_social_media_follow_network][et_pb_social_media_follow_network social_network=»instagram» url=»https://www.instagram.com/estefania_cardenash/» _builder_version=»3.26.3″ background_color=»#ea2c59″ follow_button=»off» url_new_window=»on»]instagram[/et_pb_social_media_follow_network][et_pb_social_media_follow_network social_network=»linkedin» url=»https://www.linkedin.com/in/estefaniacardenas/» _builder_version=»3.26.3″ background_color=»#007bb6″ follow_button=»off» url_new_window=»on»]linkedin[/et_pb_social_media_follow_network][/et_pb_social_media_follow][/et_pb_column][/et_pb_section]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *