CrushTomer

[et_pb_section fb_built=»1″ admin_label=»section» _builder_version=»3.22″][et_pb_row admin_label=»row» _builder_version=»3.25″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_image admin_label=»Imagen» _builder_version=»3.26.3″][/et_pb_image][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»3.26.3″][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.26.3″][et_pb_image src=»https://sinmarketingnohayamor.com/wp-content/uploads/CRUSHTOMER.png» _builder_version=»3.26.3″][/et_pb_image][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row admin_label=»row» _builder_version=»3.25″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_image admin_label=»Imagen» _builder_version=»3.26.3″][/et_pb_image][et_pb_text admin_label=»Text» _builder_version=»3.0.74″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»]

Más de 2 años repitiendo analogías entre marketing y amor que me permitieran explicar a todos lo funcional que es conocer de marketing, más profundo todavía, que me permitieran explicar a todos que cada uno de nosotros somos, seremos y hemos sido mercadólogos por el infinito de los tiempos.

En mis analogías me empeñaba mucho en el paralelismo entre CLIENTE y PAREJA, con el firme propósito de argumentar la vital importancia que tiene tratar a tu cliente como si se tratara de tu pareja, esa con la que quieres pasar el resto de tu vida. Evidentemente podría parecer banal, ¿Cómo comparar algo tan efímero como las transacciones comerciales con algo tan significativo como el amor?, la respuesta es simple: el Marketing necesita Amor y el Amor necesita Marketing.

El Marketing necesita Amor para entender que las relaciones comerciales debieran ser pensadas en beneficio de ambas partes y por el largo plazo del felices para siempre, o lo más felices que se pueda. Dejar atrás la necesidad avara de venta y comprender que somos y permanecemos gracias a nuestros clientes, mismos que deben ser tratados con amor, consideración y respeto.

Y el Amor necesita Marketing desde el principio, si dedicáramos más tiempo a la investigación de mercados de nuestra futura pareja y nos diéramos más tiempo en conocerlo o conocerla, tendríamos menos riesgo de equivocarnos y terminar con el corazón roto, riesgo sí, pero menos.

En este camino de necesidad auténtica y pura por compartir mi pasión por el marketing y  por humanizarlo, llegué a un punto complicado, a un parteaguas que me impedía seguir caminando. Me encontré en la crisis del escritor sintiendo que una pieza faltaba en todo esto. Algunos de mis lectores me entendían y se emocionaban conmigo al conversar por medio de las letras, otros sin embargo, no sentían esa empatía esperada por la renuencia de aplicar paralelismo en uno y otro término que en la explicación intentaba dar.

Después de pensarlo por un tiempo y con la ayuda de mi novio y mi editor, surgió el termino que hemos ahora acuñado como estandarte de tropa. No se trata ya de un CLIENTE, quedó atrás el CONSUMIDOR, va más allá de la audiencia.

Hoy más que nunca tenemos la obligación de ver por los intereses del otro como veríamos por los nuestros, hoy más que nunca la solidaridad apremia, hoy más que nunca fundirnos empresa y cliente hasta ser casi uno mismo es herramienta para sobrevivir y sobresalir en este cambio pandémico de ERA.

Así como te sientes cuando tu esposo te dice ¨todo estará bien. Así como te sientes cuando tu  novia te toma de la mano y te da una mirada de aliento. Así como mantienes la esperanza en pro de los que viven y conviven contigo. Así deberían sentirse tus clientes de saberte firme y dispuesto. No solo hoy, ojalá que todos los días a partir de hoy, aun terminando esta crítica pandemia.

Tú y tu CONSUMIDOR encontrándose en un punto común, buscando una opción conveniente para las dos partes. La tarea de tu lado es clara: ver, sentir y entender a tu CLIENTE como si de tu PAREJA se tratase, con AMOR bonito. 

Bienvenidos a la ERA de los CRUSHTOMERS, donde en el marketing como en el AMOR, deber ser ellos el centro de tu pasión.  

CRUSHTOMER: Aquel que aún sin saberlo le dará vida a tu empresa comprando, divulgando, retroalimentando y amando tu producto en lo prospero y en lo adverso.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *